Caja personalizada de madera con veladura. DIY ideal para regalo.

0
364

¡Hola! ¿cómo estás? Yo encantada de empezar hoy con una nueva sección en el blog. 😀 Una sección de DIY, en la que haremos un montón de cosas útiles y divertidas. Hoy traigo una idea para hacer un bonito regalo. Pronto será el día de la madre, y verás qué fácil es pintar una caja personalizada. Son un regalo ideal, porque es algo útil que seguro que utilizarán, y encima hecho por ti, que es algo más especial que nada.

Además, vamos a seguir un proceso muy fácil para decorar estas cajas de madera. Con pocos materiales y por muy poco dinero, tendrás un regalo ideal y muy especial.

Lo más bonito de esta técnica para pintar, es que se aprecia la veta de la madera. Así queda un acabado más original, y más trabajado, ya que dar una capa de pintura es un efecto más sencillo de conseguir y lo vemos más en cualquier manualidad. Así conseguimos más el efecto de madera teñida que de pintura. Un tinte de colores. Me encanta el acabado de esta técnica. 🙂

Este tipo de pintura con acabado translúcido se llama veladura. Es una técnica que se aplica en varios tipos de pintura, de diferentes formas y en multitud de superficies. Te explico cómo lo hago.

caja personalizada, para regalar o para ti

Materiales para pintar tu caja personalizada

  • Caja de madera sin tratar
  • Pintura acrílica con base al agua
  • Pinceles, ancho y fino
  • Dos trapos
  • Lija para madera
  • Un trozo de terciopelo
  • Pegamento multi superficies, transparente
  • Cera protectora incolora para muebles

materiales para hacer el DIY

Cómo pintar la caja personalizada

Para empezar, hay que preparar la superficie. Lijamos la caja un poco, para que la superficie quede suave y preparada para absorber la pintura. Al terminar, pasamos un pincel a modo de escoba, para barrer el polvo de lijar y que quede bien limpia.

Ahora es el momento de aplicar la veladura a la madera. Para prepararla, se debe mezclar la pintura con agua (recuerda que la pintura acrílica debe ser con base al agua, y es por ésto que es muy importante).

Para hacer la mezcla yo he puesto unos 80 ml. de agua y media cucharadita de pintura. Hay que hacer la mezcla a medida, porque depende del tipo de pintura y del color. Empieza siempre por una mezcla con poca pintura, de otro modo corres el riesgo de tapar la veta de la madera.

Empezamos a aplicar la mezcla en zonas pequeñas, no en toda la caja. Yo hice cada lado del cubo de una vez, porque es una caja pequeña. Aplica la pintura diluida con un pincel en toda la zona elegida, en el sentido de la veta de la madera, y acto seguido pasa un trapo para retirar el exceso también en el mismo sentido.

DIY caja personalizada, con la veladura se aprecia la veta de la madera

Este proceso de aplicar la veladura, puede llevar varias capas, no te preocupes si la primera capa te parece muy clara. Lo normal es que veas claramente cómo con cada capa va subiendo de tono, puede llevar tres o cuatro tranquilamente. Ahora, si ves que aplicas muchas capas y no consigues el tono que quieres, corrige un poco la mezcla de pintura diluida añadiendo unas gotas más de pintura.

Cuando hayas acabado con este paso, hay que dejarlo secar bien.

El siguiente paso es elegir el diseño que quieras pintar. Como ves yo he elegido el nombre como motivo principal, y flores y corazones para decorar. Y he pintado principalmente la tapa, y un detalle para la zona del cierre. Por supuesto, esta parte es a tu gusto, así que da rienda suelta a tu imaginación.

Para pintar los detalles, primero es mejor que dibujes a lápiz sobre la caja a modo de boceto. Y pintamos ya directamente con las pinturas sin diluir, y con pinceles finos para hacer bien los detalles.

caja pintada con la técnica de veladura, se aprecia la veta de la madera

Cuando termines este paso, también debes dejarlo secar bien.

Lo siguiente es forrar la caja por dentro con un trozo de terciopelo. Este paso es opcional, pero es un detalle muy bonito y le da más categoría al trabajo. Te dejo explicado en el dibujo más abajo cómo debes medir la caja, y recortar la tela para forrarla. Una vez cortada, la tela se pega a la madera con el pegamento multi superficies, que debes extender bien con un pincel por toda la superficie y en una capa fina. Mientras seca, sujeta la tela con algo que haga presión como pinzas. Para dejar bien rematados los bordes del terciopelo, se queman con un mechero con mucho cuidado.

DIY caja personalizada, forrada con terciopelo

Por último, cuando el pegamento esté seco, pasa un trapo con la cera incolora para muebles por toda la caja. Pon bastante cantidad y trabaja con el trapo frotando para un acabado bonito y que quede bien protegida la pintura.

¡Y listo! Ya tienes hecha tu caja personalizada. Para ti o para un regalo especial, ideal para el día de la madre o para cualquier otra ocasión. Un regalo fácil de hacer y con poco dinero. Pero con un resultado tan personalizado, bonito y especial, que te hará quedar genial y quien lo reciba verá el cariño que le has dedicado. 😉

Espero que te haya gustado la idea y te animes a hacer esta caja personalizada. Ya me contarás cómo te va, o si tienes dudas, te espero por aquí y por las redes sociales. Gracias por pasarte a visitar el blog, ¡muchos besos!

caja forrada, boceto para recortar la tela

caja personalizada forrada de terciopelo

caja personalizada para regalo

DIY caja de madera forrada de terciopelo

manualidades para regalar, cajas personalizadas

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here